Saltar al contenido
Las Plantas Medicinales

Qué es la panela; Origen, propiedades y beneficios

panela

Los edulcorantes son complementos dietéticos casi indispensables en la alimentación contemporánea. Resulta difícil imaginar una vida sin bebidas o comidas dulces, por lo que actualmente podemos encontrar una amplia oferta de edulcorantes con distintos sabores y propiedades nutricionales (sacarina sódica, aspartame, sucralosa, stevia), aun así el azúcar de caña en sus distintas variedades es el favorito de la casa.

Si tomamos en cuenta los datos mundiales, el promedio de consumo per cápita de azúcar de caña asciende a 24 kilogramos al año, siendo evidentemente el edulcorante por excelencia en la mayoría de las regiones del mundo. Aunque se asocie al azúcar de caña con hábitos de vida poco saludables, la variedad más pura y saludable es sin duda la panela, al presentar un procesamiento más simple que su contraparte refinada. Veamos algunos puntos clave que deberías conocer acerca de este maravilloso producto, sus propiedades, beneficios y algunos consejos adicionales.

Origen de la panela

La panela es un producto que se elabora a partir de la caña de azúcar, la cual proviene del sudeste asiático. Por esta razón sus orígenes se encuentran ligados a estas míticas y lejanas tierras, no siendo para nada extraño el hecho de que India sea el mayor productor de este rubro alimenticio. En Latinoamérica y en las islas del Caribe la producción de panela también es importante, y en particular Colombia destaca por ser el principal consumidor, contando con una larga tradición desde la época colonial en la elaboración y uso de este producto alimenticio.

Propiedades y beneficios de la panela

Al no estar refinada, la panela presenta todas las impurezas propias de la caña de azúcar. Estas impurezas presentan un alto contenido en vitaminas y sales minerales, por lo que el consumo de panela además de endulzar tu paladar te aporta:

  • vitaminas A, B, C, D y E
  • hierro
  • calcio
  • magnesio (que ayuda a fijar el calcio en los huesos)
  • potasio (junto al calcio sube el pH de la saliva, dificultando la formación de caries y otras enfermedades bucales)
  • fósforo
  • y en menores proporciónes también aporta zinc, cobre y manganeso

Para hacernos una idea, esta riqueza en minerales representa un 500% más que de lo que encontramos en el azúcar moreno.

Debido a esta complejidad, la panela (consumida de forma moderada) resulta sumamente benéfica para el organismo, mejorando entre otras cosas la hidratación de la piel y la consistencia de huesos y músculos (que dependen del aporte de calcio al organismo). Por otra parte, a diferencia del azúcar blanco no quita nutrientes del cuerpo, pues es procesada de forma más transparente por el organismo, lo que la convierte en un bastión de apoyo contra el raquitismo, la anemia y otras enfermedades nutricionales.

Otra importante propiedad de la panela es su capacidad para incrementar las defensas naturales del cuerpo; es bien sabido que un poco de agua de panela caliente es muy beneficiosa para mejorar los síntomas del resfriado común. Sumando a esto también actúa como un relajante natural de la actividad nerviosa y el ritmo cardíaco, ayudándonos a controlar el estrés.

Cómo se hace la panela

La panela se produce principalmente por medios artesanales o semi-artesanales en pequeños complejos conocidos tradicionalmente como trapiches. En estos complejos se recibe la caña madura cortada y se pasa por una prensa mecánica donde se extrae el jugo dulce para luego cocerlo a altas temperaturas hasta que se convierta en un líquido dorado oscuro. Posteriormente pasa a un proceso de filtrado, para extraer la suciedad y la espuma producto del hervor. Luego se continúa la cocción a alta temperatura hasta obtener una pasta que luego se deposita en moldes rectangulares o cónicos que al enfriarse le dan su peculiar forma definitiva.

trapiche Colombia
Un típico trapiche en Colombia

Calorías de la panela

Estamos hablando de un alimento sumamente energético, que aporta aproximadamente unas 55 calorías por cada 15 gramos (1 cucharada de panela granulada). Si bien son más calorías que las presentes en el azúcar refinado, no son calorías huecas, por lo que no tienden a almacenarse en el organismo en forma de grasa. Es muy recomendable para deportistas que requieren además de energía, una buena dosis de hidratación y sales minerales.

Panela y la diabetes

Una creencia popular muy extendida es que la panela no sube los niveles de glucosa en la sangre. La verdad es que al igual que con el azúcar refinado e incluso la miel, el consumo frecuente de panela por parte de diabéticos debe ser evitado.  La mejor medida profiláctica que debe tomar un diabético para evitar subidas repentinas en los niveles glucémicos es mantener una dieta balanceada y libre de excesos con intervalos de tiempo regulares y siempre supervisada por un médico competente.

Podemos decir con total seguridad que la panela (tanto la tradicional como la granulada) es un complemento que nunca debería faltar en tu cocina, pues además de cumplir su propósito como edulcorante y aportar vitaminas y minerales a tu dieta, te permitirá experimentar con nuevos sabores y olores en tus preparaciones culinarias. Te recomendamos probarla en salsas y estofados junto a toques picantes o ligeramente ácidos, seguramente tus comensales experimentaran una nueva dimensión de sabor.