Saltar al contenido
Las Plantas Medicinales

Tomillo

tomillo planta

Los beneficios del tomillo para tu salud

El tomillo, denominado por los botánicos como thymus vulgaris, es una planta oriunda del Mediterráneo, Asia Menor, Europa meridional y el norte de África. Forma parte de la familia de las Labiadas, lo que la emparenta con hierbas como la albahaca, la menta y el romero, y prospera en climas secos y tierras calcáreas.

Tomillo y sus características

El tomillo es una planta que crece durante todo el año en su propio hábitat. Se caracteriza por tener tallos leñosos de tonalidades grisáceas, así como hojas cubiertas de vellosidades con forma de punta de lanza u ovaladas. Dependiendo de la variedad a la que pertenezca, produce flores blancas o rosadas.

Muchos cocineros lo utilizan para enriquecer el sabor y la aroma de toda clase de comidas. Pero la mayoría ignora que, además de ser un potente condimento, tiene excepcionales propiedades medicinales.

Propiedades del tomillo

Son varios los componentes del tomillo que pueden resultar provechosos para el ser humano. Los principales son;

  • El aceite esencial con alto contenido de carvacrol y timol.
  • Aminoácidos como la cistina, la isoleucina, la glicina y la valina
  •  Betacarotenos y vitamina C.
  • Diversas clases de flavonoides benéficos.
  • Minerales como el calcio, el hierro y el magnesio.

Gracias a sus propiedades antibióticas, el tomillo actúa como un poderoso desinfectante auxiliar en el tratamiento de diversas enfermedades y en la lucha contra ciertos problemas de salud.

Cómo aprovechar las propiedades medicinales del tomillo

Prepara una infusión con una cucharadita de flores de tomillo seco por cada taza. Toma el té resultante tres veces al día. También puedes mezclar dos cucharadas de manzanilla y una de tomillo en una olla con un litro de agua y hervir el contenido hasta reducirlo a una tercera parte.

¿Para qué sirve el tomillo?

Usos del tomillo. Conoce los beneficios más importantes de esta planta:

  • Protege las vías respiratorias. Tomar la infusión de tomillo antes mencionada ayuda en el combate a los gérmenes que invaden a los órganos del sistema respiratorio. Además, elimina la mucosidad excesiva y es un buen remedio contra la tos. Las beneficios mencionados convierten al tomillo en un gran aliado para el alivio de las anginas, el asma, la bronquitis y el dolor de garganta.
  • Fortalece el sistema inmunitario. Esta planta tiene la capacidad de reforzar las defensas del cuerpo. El organismo humano produce unas células llamadas linfocitos, cuya función es luchar contra los agentes invasores procedentes del exterior. El tomillo, como parte de un té o como ingrediente principal de una sopa, es capaz de acelerar la producción de dichas células.
  • Mejora la digestión. Los atributos beneficios del tomillo también alcanzan al sistema digestivo. Ingerirlo promueve la liberación de gases del tubo digestivo e impide que el alimento se descomponga en el estómago y produzca el malestar resultante. Beber una infusión de tomillo (en las cantidades y con la frecuencia recomendada) puede ser justo lo que necesitas para hacer frente a los cólicos abdominales, el dolor de estómago, los espasmos intestinales, las flatulencias, la gastritis crónica y la indigestión.
  • Produce alivio a los problemas menstruales. En el caso de muchas mujeres, la menstruación suele venir acompañada de hinchazón en las extremidades a causa de la retención de líquidos, espasmos musculares, dolor en la parte baja del vientre y migraña. Tomar tres tazas diarias de infusión una semana antes del tiempo en que esta se manifiesta atenúa en gran manera tales síntomas. De hecho, estudios recientes han demostrado que ingerir la dosis apropiada tiene el mismo efecto analgésico que fármacos como el ibuprofeno, pero sin las reacciones secundarias que acompañan a estos compuestos sintéticos.
  • Apoya el tratamiento contra la anemia. El exceso en la producción de la hormona hepcidina y las enfermedades infecciosas pueden producir un tipo de anemia que esta planta medicinal puede ayudarte a afrontar. El motivo es que el tomillo posee una alta concentración de hierro. Procura tomar un té de tomillo e incluir esta hierba como parte de tu alimentación.
  • Optimiza el funcionamiento del cerebro. Un flavonoide denominado naringenina, presente en el tomillo, favorece la circulación cerebral gracias a sus propiedades anticoagulantes. La vitamina B3 es otro componente esencial, ya que facilita el abasto de glucosa y participa en la conservación de los vasos sanguíneos. Cuando el cerebro recibe un flujo de sangre adecuado, la memoria y la concentración mejoran.
  • Ayuda a vencer el insomnio. Si tienes problemas para conciliar el sueño durante las noches, preparar un té con una cucharadita de tomillo en una taza de agua te ayudará a lograrlo.
  • Previene contra una intoxicación alimentaria. Desde hace años, esta hierba ha sido un condimento presente en las cocinas de muchos hogares. Además de conferirle un gran sabor a los alimentos, elimina varios de los gérmenes y bacterias de los mismos. Estos microorganismos comienzan a reproducirse a marchas forzadas justo después de terminar de cocinar. Las probabilidades de padecer problemas de salud son mayores cuando ya han pasado horas o días desde que un guisado o estofado fue retirado del fuego. Es entonces cuando agradecemos contar con un antibiótico natural que, al acompañar a los alimentos, nos protege de una posible intoxicación.
  • Cuida de tu boca. Hacer gárgaras con la preparación correspondiente, puede contribuir a combatir problemas bucales, como las caries, una seria infección gingival denominada piorrea, inflamación en las encías, llagas y mal aliento.

Contraindicaciones en el uso del tomillo

Si ingieres tomillo en las cantidades previamente indicadas, tu organismo no debería experimentar reacciones adversas de ningún tipo. La dosis recomendada no debería superar los cuatro gramos diarios. De lo contrario, podrías sufrir una intoxicación a causa del timol, la cual se manifiesta en forma de desorientación, dolor de cabeza, problemas digestivos, mareos y náuseas.

  • El hipertiroidismo sería otra consecuencia de abusar de este producto natural durante un tiempo prolongado.
  • Algunas personas podrían ser sensibles al aceite esencial de la planta y desarrollar estomatitis o quelitis, trastornos que se caracterizan por la hinchazón y la formación de llagas dolorosas al interior o alrededor de la boca.
  • La irritación cutánea es otro efecto secundario que puede presentarse.
  • El consumo de tomillo está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.
  • Los pacientes con problemas cardíacos y úlceras también deben abstenerse completamente de esta planta.

Sigue descubriendo más plantas medicinales aquí;

Y no lo dudes, comparte salud y bienestar con los tuyos