Saltar al contenido
Las Plantas Medicinales

Valeriana

valeriana

Valeriana común: una hierba sedante con prestigio mundial

La valeriana officinalis, conocida simplemente como valeriana común, es una de las plantas medicinales más reconocidas a escala mundial. Sus efectos beneficiosos, especialmente calmantes y relajantes, han convertido a millones de personas en consumidores asiduos de la misma, en sus diversas formas de presentación.

Esta planta de tipo perenne, con un tallo que puede alcanzar cerca de 1,20 metros de altura y unas características florecillas rosadas, es originaria del continente europeo y de algunas zonas de Asia. En la actualidad, está muy extendida por el norte del continente americano, donde se ha hecho muy popular. Su presencia es bastante común en bosques y lugares húmedos, encontrando un hábitat muy adecuado a la orilla de corrientes de agua.

valeriana
Raíz, flor y hoja de la valeriana

La valeriana es una de esas plantas caracterizadas por un uso medicinal tradicional, con poderes reconocidos desde mucho tiempo atrás. Ya se describe su uso en la Grecia clásica, implantándose con fuerza en tiempos de la Roma imperial. Precursores de la ciencia médica tan míticos como Hipócrates y Galeno ya se refieren a esta planta como remedio para trastornos como la ansiedad o el insomnio.

Un uso medicinal desde tiempos remotos

Desde muy antiguo se le reconocen efectos sedantes y una capacidad efectiva para relajar el sistema nervioso y las funciones cerebrales. Las partes de la planta a las que se conceden más propiedades farmacológicas son sus órganos subterráneos, como las raíces y los rizomas.

La extensión de su consumo ha generado diferentes tipos de presentación y formatos diversos. La elección del formato adecuado depende, en gran medida, de las preferencias y gustos del usuario.

  • En infusión. La preparación es muy simple, utilizando directamente la planta según se puede adquirir en los distintos establecimientos que la venden. Se suele tomar antes del momento de ir a la cama, alcanzando así un excelente poder relajante y mejorando la calidad del sueño.
  • En pastillas o cápsulas. Indicado para aquellos que, por cualquier motivo, quieran evitar ingerir una infusión de esta planta. Lo cierto es que algunas personas consideran desagradable el olor y sabor de la valeriana.
  • Como aceite esencial. Este aceite se obtiene por destilación de la raíz de planta y constituye un formato ideal para su aplicación por medio de masajes o a través del olfato.
  • En extracto seco. La toma de entre 1 a 2 gramos diarios es la recomendada en este formato.
infusion de valeriana
Nada mejor que una infusión de valeriana para calmar los nervios

Las propiedades medicinales reconocidas de la valeriana

Las propiedades medicinales de esta planta son muchas, como lo son sus beneficios para la salud general de las personas que la consumen en alguna de sus formas. Entre estas propiedades destacan:

  • Acción como sedante natural. Es la razón más conocida y extendida de su consumo. Sirve para tratar estados agudos de nerviosismo o estrés ocasional y se convierte en un excelente tratamiento contra el insomnio.
  • Propiedades antiespasmódicas. La valeriana está recomendada para aliviar diferentes cólicos estomacales y afecciones de diarrea.
  • Eficacia antiinflamatoria y analgésica. Sus propiedades sedantes hacen de esta planta una alternativa analgésica para dolores intensos de cabeza. Además, está dotada de propiedades antiinflamatorias, especialmente cuando se hace un uso superficial externo. Se aplica mediante paños humedecidos en una infusión de fuerte concentración.
valeriana raiz
Raíz seca de valeriana

Las contraindicaciones de una planta no apta para todos

A pesar de sus evidentes beneficios para la salud y el remedio de ciertas dolencias, la valeriana cuenta con algunas contraindicaciones que se deben tener en cuenta antes de utilizarla.

  • No se debe nunca ingerir alcohol mientras se está tomando valeriana, porque puede intensificar su efecto sedante y provocar gran somnolencia.
  • Por motivos parecidos, debe evitarse su consumo en personas tratadas con medicamentos antidepresivos, sedantes y benzodiacepinas o somníferos.
  • Su consumo está vedado a mujeres embarazadas o durante la lactancia. También está desaconsejado en menores de 12 años y nunca se debe suministrar por debajo de los 3 años de edad.
  • Si se va a hacer un uso externo de esta planta, debe evitarse su aplicación en personas aquejadas de problemas respiratorios.

Y recuerda; El estado de tu vida no es más que un reflejo del estado de tu mente. Wayne Dyer

Aprende más sobre las plantas medicinales